jueves, 15 de octubre de 2009

¿QUÉ SE PUEDE HACER CON UN BANCO SUECO?


Pues "hacerse el sueco", no, pero sí ...¡un montón de actividades!
Por eso esta semana, la última por ahora que disfrutaremos del gimnasio, hemos trabajado con bancos suecos haciendo un montón de saltos, desplazamientos, trabajo de piernas y brazos, equilibrio, fuerza.
Es increible cuántas cosas nos permite hacer un banco de madera. Y cuando volvamos a utilizar el gimnasio veremos otras posibilidades que tiene estos bancos que se llaman, recordadlo, bancos suecos.




¿A que ha estado genial?


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada